El Reina Sofía gana explanadas y atraque con un nuevo muelle adosado

laprovincia.es

Autoridad Portuaria quiere paliar la falta de espacio transformando una 330 metros de escolleras | La Luz sumará 20.000 metros cuadrados para reparaciones ‘offshore’

El dique Reina Sofía, en el Puerto de Las Palmas, ganará 330 metros de línea de atraque en aguas profundas -hasta 35 metros- con la construcción de un muelle paralelo a uno de los tramos, que en la actualidad solo está compuesto por escollera. El proyecto incluye la creación de una explanada de unos 20.000 metros cuadrados donde se podrá instalar una nueva terminal dedicada al sector de reparaciones navales -tanto petrolero como vinculado con la eólica en alta mar- en un momento en el que La Luz comienza a carecer de espacios libres en primera línea de mar. La Autoridad Portuaria de Las Palmas, que ya ha obtenido el visto bueno de Puertos del Estado para incluir el proyecto en su plan de empresa a partir del próximo año, espera que la adjudicación de esa parcela durante varias décadas permita compensar el millonario coste del proyecto.

El Puerto espera recuperar la inversión de 20 millones necesaria para construirlo 

decoration

El proyecto, que cuenta con partidas presupuestarias reservadas a partir de 2022, se centra en un tramo ubicado entre el quiebro donde el muelle cambia de orientación y las instalaciones de desguace de Logiscrap, que continuarán contando con una zona reservada para el acceso de los buques. La escollera que protege el dique desaparecerá para dar paso a cajones de hormigón que aportarán 330 nuevos metros de línea de atraque. Con los rellenos que se colocarán entre el actual espaldón y el nuevo cantil, la plataforma -que en la actualidad tiene unos diez metros de ancho, lo justo para tener dos carriles de circulación de vehículos con sus respectivos arcenes- pasará a tener aproximadamente 60 metros, espacio suficiente para que los potenciales concesionarios puedan trabajar con las grandes piezas habituales de las industrias offshore.Viaje a las entrañas del Reina SofíaJacobo Corujeira

El gran calado que ofrecerán las nuevas instalaciones es uno de sus principales atractivos, pero también elevará el coste de la obra. Las nuevas piezas tendrán que ser colocadas a profundidades cercanas a los 35 metros, por lo que la Autoridad Portuaria destinará a los trabajos en torno a 20 millones de euros con la intención de poder recuperar la inversión en el medio plazo. Con el proyecto presentado, la administración provincial de los puertos estatales de interés general convocará un concurso para la explotación de la nueva explanada y su línea de atraque, de modo que el canon que abone la empresa adjudicataria sea de al menos diez millones de euros. La cantidad restante hasta compensar el gasto en la obra se podrá obtener con las tasas anuales, según explica el presidente de los Puertos de Las Palmas. «Entendemos que podría haber interés para que alguna empresa se decida», agrega.  

Listo para la eólica

Además de la industria petrolera, la nueva terminal podrá dedicarse al ensamblaje y mantenimiento de estructuras vinculadas a la industria eólica en alta mar. El calado que tendrá el nuevo tramo de muelle y las explanadas adyacentes lo harán atractivo ante la inminente eclosión de este sector en el Archipiélago y su área de influencia portuaria. En función de la inversión total, la concesión podrá prolongarse entre 35 y 50 años.   

La nueva terminal podrá atender a la industria petrolera y al sector eólico en alta mar

decoration

Los 330 metros de línea de atraque que aportará esta obra se sumarán a los 2.936 que tiene en la actualidad, sin contar aún la ampliación de 400 metros que la Autoridad Portuaria ejecuta en estos momentos en el extremo sur del dique. El tramo más septentrional, con 100 metros de longitud, es utilizado por Repnaval-Zamakona como muelle de armamento. A continuación se encuentra el denominado Reina Sofía norte, con 550 metros de línea de atraque.

El Reina Sofía también cuenta con una estructura tipo duque de Alba que acoge operaciones de trasiego de combustible en sus 120 metros. Tras él se ubica el denominado Reina Sofía sur, que cuenta con 760 metros de línea de atraque. En esta zona se encuentran las terminales de aguas profundas de Hidramar, Astilleros Canarios (Astican) y Hamilton-Tecnavin, dedicadas en gran medida a las reparaciones de buques y artefactos de la industria petrolera offshore, junto a las instalaciones de desguace de Logiscrap. Justo después comenzará la nueva zona de atraque, antes de llegar a la prolongación suroeste, que suma 380 metros, y la prolongación sur, con 1.026 más. 

58 millones en 2022

El muelle adosado del Reina Sofía es la última incorporación al plan de empresa de la Autoridad Portuaria que ha recibido autorización por parte de Puertos del Estado. La administración de los Puertos de Las Palmas invertirán 58 millones de euros en obras el próximo año. La mayor inversión de 2022 continuará siendo eldique del muelle comercial de Puerto de Rosario, que tiene reservados trece millones de euros. | J. C. G.