El nuevo acuerdo de pesca con Mauritania mantiene en la Luz la descarga de buques congeladores

laprovincia.es

Seis buques congeladores con base en el Puerto de Las Palmas pueden descargar aquí hasta 3.500 toneladas de merluza, 1.450 toneladas de calamar y 600 toneladas de sepia

El nuevo acuerdo de pesca sostenible entre la Unión Europea y Mauritaniaalcanzado anoche asegura la continuidad de la flota española en aguas mauritanas. España es, además, el más beneficiado al utilizar la mayor parte de las licencias. En total, se podrán beneficiar hasta un máximo de 68 embarcaciones españolas de Andalucía, Canarias, Galicia y País Vasco, que mantendrán su operativa en aguas mauritanas. Además en el caso de Canarias el acuerdo mantiene intacta la vía para que los 6 buques congeladores con base en el Puerto de Las Palmas descarguen aquí hasta 3.500 toneladas de merluza, 1.450 toneladas de calamar y 600 toneladas de sepia. 

De esta forma, la flota española mantiene la totalidad de las posibilidades de pesca del protocolo anterior, con algunas mejoras técnicas.

Este acuerdo de asociación pesquera es el más importante de la Unión Europea en términos de capturas, barcos beneficiados y de contribución financiera y tendrá una duración de cinco años, a partir de la fecha de ratificación del mismo, prevista en los próximos meses por ambas partes. No obstante, se prevé la aplicación provisional, para evitar la interrupción de la actividad, a partir del 15 de noviembre, fecha en la que finaliza la prórroga final del protocolo actualmente vigente.

El nuevo protocolo mantiene las posibilidades de pesca y la contribución financiera de la UE, que actualmente es de 62 millones de euros para los dos primeros años. Asimismo, se prevé una revisión a partir de la tercera campaña para ajustarlo automáticamente a las posibilidades de pesca utilizadas durante las campañas precedentes.

En línea con la política de la UE para el resto de acuerdos, la contribución pública se reduce progresivamente e implica un incremento de la aportación privada. Los cánones de los armadores se incrementan en un promedio del 5 %, con ajustes entre categorías para reflejar el precio de los mercados para las diferentes especies.