Boluda pide suelo para construir una base de remolcadores en el Puerto

laprovincia.es

Las unidades que prestan el servicio en La Luz carecen de un punto de atraque fijo | Podrán conectarse a la red en las nuevas instalaciones de Cambulloneros

Los buques remolcadores, que en la actualidad carecen de un punto de atraque fijo en el Puerto de Las Palmas, contarán con una base propia en la que podrán apagar sus motores y conectarse a la red eléctrica cuando no estén prestando el servicio portuario. La compañía Remolcadores y Barcazas de Las Palmas, que forma parte de la corporación marítima Boluda, ha solicitado a la Autoridad Portuaria una concesión de dominio público en el muelle de Cambulloneros para concentrar en él todas sus unidades.

La filial de Boluda ha presentado ante la administración de los Puertos de Las Palmas un proyecto básico para la implantación de la base y el acondicionamiento del muelle. La superficie solicitada, de 516 metros cuadrados, se encuentra en el tramo sur de Cambulloneros, cerca de la terminal de contenedores de Operaciones Portuarias Canarias (Opcsa). En este espacio se levantará un inmueble con oficinas y área de almacenamiento.

La propuesta presentada por Remolcadores y Barcazas de Las Palmas, actualmente en trámite de competencia de proyectos, también incluye la posibilidad de que los remolcadores puedan conectarse a la red eléctrica mientras estén atracados y así apagar sus motores auxiliares. Este método, denominado cold ironing, permite reducir las emisiones contaminantes y ya está siendo puesto en marcha en otros muelles del Puerto de Las Palmas, como el Pesquero, antes de su implantación generalizada en todo el recinto. 

Primera base

La del muelle de Cambulloneros será la primera base de remolcadores con la que contará el recinto capitalino. Hasta ahora, las unidades que se encargan de prestar este servicio portuario carecen de un punto de atraque fijo y pasan las horas sin actividad donde hay huecos libres, habitualmente en Santa Catalina, pero también en otros lugares. La próxima construcción de una nueva terminal de cruceros en el céntrico muelle ha acelerado la puesta en marcha de este proyecto.

La nueva ubicación permitirá atender en menos tiempo las operaciones en la dársena de África

decoration

La evolución de las infraestructuras portuarias y la expansión de la propia actividad en las nuevas dársenas de La Luz también han sido factores determinantes para poner en marcha la base. Su ubicación, en un punto estratégico de la dársena exterior, permitirá a los remolcadores atender con mayor rapidez las operativas en la dársena de África, cuyo tráfico se ha incrementado en los últimos años con la incorporación de nuevas rutas del grupo Naviera Armas Trasmediterránea y la construcción de los muelles interiores. La futura instalación de nuevas empresas en la zona continuará incrementando el trasiego de buques en los años venideros. 

Boluda trasladará sus mayores remolcadores a las nuevas instalaciones de Cambulloneros. La compañía tiene once unidades destinadas en el Puerto de Las Palmas -VB Alborán, Adriático, Balear, Mediterráneo, Tamarán, Brandy, Achaman, D. Quijote I, D. Quijote II, Asterix y Obelix- con distintas potencias y características. En junio tiene previsto incorporar otro más, el recientemente adquirido VB Bandama, para sustituir al Brandy y atender a los requerimientos de algunos tráficos habituales del recinto de la capital grancanaria. 

Respaldo al hidrógeno verde

La corporación marítima Boluda ha reafirmado su respaldo, junto a una veintena de entidades públicas y compañías privadas líderes en su sector, a la viabilidad del proyecto Clúster Hub Hidrógeno Renovable Canarias que promueven el grupo Disa y Enagás. En este sentido, La terminal de Boluda en Santa Cruz de Tenerife participará con Paceco Momentum en un proyecto, incluido en el Fondo Puertos 4.0, para la modificación de la propulsión eléctrica de una grúa RTG Transtainer mediante la utilización de tecnologías disruptivas de hidrógeno y pilas de combustible PEM de alto rendimiento. El objetivo es alcanzar las cero emisiones de CO2, gases GHG y partículas contaminantes en las terminales, contribuyendo así a mejorar la calidad de vida en los entornos portuarios. | LP/DLP