«La inversión privada en La Luz en 2022 rondará los 100 millones de euros»

canarias7.es

El puerto de Las Palmas ha conseguido resistir e incluso mejorar sus cifras respecto a 2019 pese a la covid. Su presidente confía en mantenerlas

-La covid ha hundido numerosos sectores y actividades económicas. Sin embargo, el puerto de Las Palmas se mantiene robusto y ‘tira’ con fuerza. ¿A qué se debe esa fortaleza?

– La dinámica de la comunidad portuaria, que sigue buscando negocios diariamente, ha influido positivamente. MSC ha mantenido el compromiso con el puerto de Las Palmas, el sector del combustible también ha visto oportunidades en la gestión de la pandemia y las reparaciónes navales, que aunque incialmente se vieron afectadas, después han registrado un aumento de peticiones de trabajo. Estamos muy satisfechos de haber mantenido y aumentado las cifras de tráfico de mercancías aunque en cruceros y tráfico de pasajeros interinsulares ha habido descenso por la covid. Creo que la reducción de las tasas que ha hecho el Puerto durante 2020 y 2021 ha incidido para que seamos más competitivos.

-¿Ese aumento del tráfico se debe a la casual posición geoestratégica del puerto de La Luz, en medio de tres continentes en el Atlántico, o a que se han hecho las cosas bien?

BALANCE ECONÓMICO. «Cerraremos este año con 73 millones de ingresos y 15 de beneficio. Se saldará la deuda en 2024» TASAS PORTUARIAS. «Cuando acabemos de pagarla, destinaremos siete millones de euros a una nueva y definitiva bajada de tasas. Una vez hecha, en 2024, La Luz será uno de los puertos más baratos del sistema español»

-Es un poco de todo. El ébola en 2014 demostró que cuando hay crisis sanitarias el puerto de Las Palmas suele aguantar bastante bien porque los armadores prefieren un puerto europeo. Sin embargo, también hay un compromiso de la comunidad portuaria en los últimos años de ser más competitivo y mirar al exterior. Ahí están como ejemplo las nuevas concesiones que ha dado el Puerto en 2021, como la ampliación de Oryx, la entrada de Pescanova con una industria de pulpo, Grupamar… El Puerto en los últimos años ha desarrollado unas líneas de actuación que incrementan su actividad.

-Habla del ‘bunkering’ pero es un sector que ha caído casi un 7% en lo que va de año?

-En ‘bunkering’ seguimos siendo el segundo puerto de España después de Algeciras y estamos a distancia del tercero, que es Valencia. Las empresas están interesadas en pocionarse y la inversión que hará Oryx en los próximos meses es importante para afianzar aún más el sector.

-¿Qué previsiones tienen de tráfico a cierre de 2021?

-Este año tenemos previsto un repunto del tráfico local, que ha caído un 15% por la pandemia. La recuperación del turismo parece que va a ser una realidad y que volveremos a ser un destino turístico de referencia. Si logramos mantener los contenedores en tránsito y repunta el tráfico local terminaremos el 2021 con unos movimientos superiores a 2019.

-Es cierto que el tráfico total del puerto de Las Palmas ha crecido este año por encima de 2019. Sin embargo, los ingresos están por debajo, ¿a qué se debe?

– Los ingresos cayeron en 2020 por una facturación que se produjo. Un ejemplo es la tasa de actividad que, por los reales decretos aprobados por el Gobierno de España para ayudar a las empresas, se trasladó a 2021. Esto no quita para que seamos uno de los puertos más rentables, lo que ha posibilitado bajar las tasas y seguir con la línea iniciada hace años. Vamos a seguir con una reducción del precio del suelo y en 2024, cuando desaparezca la deuda del puerto, iremos con la segunda y definitiva reducción de las tasas portuarias para ponerlas en el nivel inferior del sistema portuario español.

-¿Así que la idea es que La Luz esté por debajo de la media en tasas en 2024 y sea, por tanto, uno de los puertos españoles más baratos?

-Sí, seguro. Será en 2024 porque coincidirá con el fin de la deuda..

-¿Qué ingresos prevén tener este año?

– Esperamos una caída de la facturación respecto a 2019 pero motivado por el descenso de las tasas. En 2019 tuvimos unos 80 millones de euros de facturación; este año podremos terminar en torno a 73-74 milones de euros de ingresos. El beneficio rondará entre los 15 y los 20 millones de euros.

-¿En qué nivel se encuentra la deuda del Puerto?

-Nos queda ya muy poco, en torno a 30 millones de euros que no podemos amortizar de golpe porque están vinculados a ‘swap’. En 2024, cuando paguemos el coste financiero de esa deuda, que está en torno a siete millones de euros anuales, se destinarán siete millones a reducir tasas. No habrá deuda que pagar y el dinero se destinará a eso para que la comunidad del puerto no se resienta.

-Este año ha sido récord en petición de concesiones para nuevos proyectos. ¿Las empresas se posicionan para el final de la crisis de la covid?

-Hemos aprovechado el conocimiento del sector portuario y la covid también ha permitido hacer un seguimiento más personalizado de aquellos proyectos que nos parecían más relevantes. Por tanto, estamos teniendo éxito porque en 2021 hemos anunciado inversiones importantes y de distintos sectores: acuicultura, sector industrial, sector tabaquero… También proyectos que habían ido de forma lenta intensifican el ritmo, como el taller de megayates de Rodritol que está a punto de iniciar las obras. También hemos hablado con el sector de las reparaciones navales sobre lo que va a ser el desarrollo del eólico ‘offshore’ que va a tener cabida en la última ampliación hecha por el puerto en el Reina Sofía naciente. También vamos a ver este año cómo proyectos que iniciaron su andadura en 2018 se hacen realidad, como el silo de coches que seguramente se empezará a ver en septiembre.

-¿Se ‘archiva’ definitivamente el proyecto del grano previsto en el Reina Sofía naciente y se cambia por el eólico ‘offshore’?

– El grano ya no tiene espacio. Es un proyecto que se intentó y hay cosas que salen y otras que no. Ahora mismo el sector del eólico ‘offshore’ tiene un empuje tremendo, es un sector que beneficia mucho a la economía circular y encaja con un mundo más sostenible y el puerto está muy bien posicionado para liderar este proyecto. El sector lidera un gran espacio para almacenar y ensamblar el material y en esa zona hay 150.000 metros. Es probable que, en cuanto haya un gran proyecto sobre la mesa, lo abarcará todo.

-¿Ya hay interés por parte de alguna empresa?

– Sí hay mucho interés y habrá un gran proyecto más cerca del otoño que del invierno de este año.

-¿Qué otros grandes proyectos futuros destacaría?

-Está Pescanova, que llegó a La Luz de la mano de la Sociedad de Promoción Económica del Cabildo de Gran Canaria, que está haciendo un gran trabajo. Logramos que un espacio vacante en el puerto y pegado al mar, en la zona de La Esfinge, se cubra. Solicitaron 50.000 metros cuadrados y ahora está a punto de finalizar el trámite de competencia. Ha sido importante para ello el compromiso de la Naviera Armas, ya que el desagüe de esa instalación tiene que atravesar el suelo de su concesión. Tras conseguir la concesión y la licencia del Ayuntamiento podrían iniciar las obras en el primer trimestre de 2022 y estar operativo en 2023. También hay otra inversión de la empresa tabaquera TTC que se va a instalar en donde estaba Seven Seas para producir puros y reexportar y la de Grupamar, que ha solicitado una nave de 12.000 metros donde estaba Frigoluz para ampliar su capacidad logística y se les dará la concesión en el próximo consejo. Va a reforzar su distribución entre islas y la reexportación al continente africano. La inversión real con el silo de coches, Rodritol y el ‘offshore’ eólico, entre otras, va a ser que el 2022 sea un año histórico de inversión. Podemos estar hablando de unos 100 millones de euros.

-Esa es una cara de la moneda pero luego está la cruz, que son aquellas empresas que lo están pasando mal y están solicitando aplazamientos de las inversiones al no poder hacer frente ahora por la caída de actividad.

-Sí claro. Hay empresas que se han tenido que ir del puerto y hemos cubierto ese espacio con otros sectores, como la que acabo de comentar de Seven Seas, que era una empresa de logística. También hay otras que han pedido aplazamiento de las inversiones pero son muy pocas para todas las que tenemos.

-¿La planta de gas de Hispania Petroleum sigue adelante?

– La planta de gas es un tema coplicado por los trámites ambientales, que lleva sus tiempos. La empresa ha solicitado ya iniciar el proceso de declaración ambiental pero hasta que no lo tenga no puede continuar. Es un proyecto bueno, que permitirá el enganche de los barcos del puerto a red.

-En julio entró Gesport al consejo de administración del CPE y provocó un movimiento de consejeros que disgustó a Opcsa, al perder un consejero. Para que las aguas vuelvan al cauce se ha buscado como solución la salida de la Autoridad Portuaria. ¿Le convence?

-Nosotros siempre hemos intentado velar por el interés general. Puertos del Estado nos ha dicho que somos la única Autoridad Portuaria que está en un CPE y que ya no hay obligación de estar. Hemos estado este tiempo por do razones. En primer lugar porque hay una deuda pendiente con nosotros, de 7,5 millones de euros, aunque está garantizada y porque, somos un puerto en el que no hay exportación y esto genera mayor problemática de la que hay en otros puertos.

-¿Por ese motivo seguirán con voz aunque ya no con voto?

– Claro. Nuestro objetivo es que se aproveche esta modificación para una nueva etapa sin fricciones entre las estibadoras. Una de las primeras decisiones que tienen que afrontar es el aumento de la plantilla de estibadores que pide MSC, que debe hacerse sin cometerse errores del pasado. No se puede ir a aumentos de plantilla que luego, por una crisis, porque baje el tráfico o lo que sea, se conviertan en un coste que tenga que asumir el cautivo porque al final lo paga la economía canaria. Y este es el objetivo que perseguimos, seguir como mediadores y como recordatorio de la labor de las empresas estibadoras y que no se puede trasladar el coste al consumidor.

-Pero si no hay aumento de plantilla MSC puede llevarse esos tráficos a otros puertos.

– La naviera MSC debe estar cómoda pero no se puede comprometer la competitividad del puerto con una plantilla sobredimensionada. Hay que tratar de llegar a acuerdos que satisfagan a todos y no perjudiquen al puerto de de La Luz.

«Acabaré el mandato en el Puerto. No preveo dejarlo e ir a listas electorales»

-Prevé una bajada de tasas en 2024 pero igual no lo ve. En 2023 habrá elecciones. Se plantea ir en alguna lista y dejar el Puerto?

-No. Siempre estaré para ayudar al PSOE en lo que necesite pero mi objetivo es llevar el puerto de Las Palmas hasta la fecha de finalización del mandato, que si no pasa nada, es en el verano de 2023. Después ya se verá pero no me planteo nada.

–Pero, si se le proponen…

– Todo se puede valorar.

– En varias ocasiones ha comentado que el Puerto está llegando al tope de ocupación y que en breve no habrá ma suelo. ¿Qué se hará entonces? ¿Ganar terreno al mar o la alternativa será Arinaga?

–Arinaga ahora mismo tiene su desarrollo. Hay tres proyectos dentro de la zona franca y el muelle está completo. Nosotros estamos intentando continuar con el aprovechamiento de los espacios para rentabilizar el más cercano al muelle. Fruto de ello, está pendiente el traslado de Fred Olsen a la zona donde sale el barco a Fuerteventura y dejar libre Cambulloneros para nuevas concesiones. Además en la trasera del Reina Sofía estamos tratando de ganar espacio. La previsióne es ganar al mar 110.000 metros cuadrados.

–Una vez presentadas las dos ofertas para la terminal de cruceros. ¿en qué momento se encuentra el proceso?

–Nuestro objetivo es intentar llevar ya la concesión en el mes de noviembre. Confiamos que para la temporada 2023/20214 podría estar operativa.

–¿Hay alguna novedad con el remolque después de crear MSC una empresa para este servicio?

– Nosotros le hemos indicado que tienen que cumplir con los pliegos y a partir de ahí no ha habido novedades.

–¿El resto de pliegos saldrá en lo que queda de año?

– Hemos convocado ya el pliego de Marpol y tenemos compromiso de sacar todos en este mandato. De aquí a final de año vendrán tres más, amarre en Lanzarote y Fuerteventura y prácticos de Fuerteventura. Con los de Las Palmas esperamos llegar a consenso para tenerlos en primeros meses de 2022.