El cierre de Suez sitúa al puerto de La Luz en la ruta alternativa a Europa

La Provincia

Las Palmas, si persiste el bloqueo de la ruta del canal, se prepara para atender nuevas necesidades en combustibles, cambios de tripulaciones, reparaciones y fondeos.

El bloqueo del tráfico marítimo del canal de Suez tras el accidente del buque Ever Given (de la firma Evergreen) amenaza a la economía mundial. Y, al mismo tiempo, sitúa al puerto de La Luz en la ruta alternativa para la conexión de Europa y Asia.
De prolongarse varias semanas la paralización del tráfico marítimo de la principal vía de comercio de Europa con Asia y Oceanía, los mercados registrarán consecuencias en forma de posibles alzas de precios e incumplimiento de plazos de entrega de productos. Los responsables de puerto de Las Palmas de Gran Canaria, instalación que ya ha vivido un episodio semejante con motivo de la Guerra de los Seis Días, en 1967, que bloqueó el canal de Suez, ya se preparan para los cambios posibles en
materia de suministros, habituallamientos, cambios de tripulaciones
y fondeos en la bahía. La ruta alternativa lleva a los que va y vienen a Asia por el cabo de Buena Esperanza y a dar la vuelta al continente africano, con lo que se encuentran a Canarias en su ruta, con lo que la conexión con Europa se demorará dos semanas más de lo habitual.
Luis Ibarra, presidente del puerto de Las Palmas, explicaba ayer que lo más sorprendente es que no se logre desbloquear el estrecho.
También confirmaba las consultas que habían recibido los operadores portuarios de La Luz de las posibilidades canarias de todo tipo de suministros y reparaciones y de los precios de los servicios portuarios.
Ibarra, que confía, no obstante, en que la situación de Suez quede resuelta
pronto, se prepara para atender los cambios de ruta del gran comercio
internacional con Europa.
El armador Vicente Boluda dijo ayer que existen medios suficientes para desbloquear a corto plazo el Canal de Suez, aunque advierte que si esta operación se complicase podría suponer un “desastre” para el comercio internacional, que tendría consecuencias en “todos” los sectores.
“No creo que se prolongue el bloqueo, porque hay medios suficientes para desencallar el barco. Es complicado, pero se puede hacer desde tierra. Pero si esta situación se prolongase diez o doce días sería un desastre por el retraso de las mercancías Oriente-Europa”, señaló Boluda, una referencia obligada en el movimiento de contenedores en Canarias. Preguntado por qué sectores comerciales españoles se podrían ver afectados, Boluda indicó
que todos, “desde el combustible hasta cualquier tipo de mercancía o materia prima”. “Vivimos un tiempo en el que la logística es clave porque almacenar piezas es caro, supone tener un dinero inmovilizado.
Y así están todas las empresas, con poco stock”, concluyó.
Por su lado, responsables del puerto de Barcelona no quisieron ayer calcular la afectación del bloqueo, dado que los buques tardan entre ocho y 10 días en llegar al puerto de Barcelona y es pronto para adelantar el impacto económico.
Antes de la pandemia, el eje comercial entre Asia y Europa movía cada
año más de 23 millones de contenedores. Según la empresa holandesa
Smit Salvage encargada de la carga el Ever Given, que tiene bandera panameña, la operación de reflote podría conllevar “días o incluso semanas”, informa AFP. Se calcula que por lo menos un par de centenares de grandes buques están anclados a ambos lados del canal de Suez a la espera de que se restablezca el tráfico marítimo.
Los 190 kilómetros del canal permiten conectar Europa con el sur de Asia sin tener que rodear África. Por ejemplo, entre Singapur y Rotterdam se acortan unos 6.000 kilómetros de singladura.

La infraestructura permite el paso de buques de hasta 20 metros de calado y 240.000 toneladas de peso muerto. Tiene menos limitaciones que el canal
de Panamá, otra de los grandes atajos del transporte marítimo mundial.

La autoridad que gestiona el canal asegura que a través de esta vía circula un 10% del comercio marítimo internacional. Cada día lo hacen un promedio de 50 barcos y entre el 2% y el 3% de la oferta global de petróleo.
La infraestructura Ever Given es un buque de unos 400 metros de eslora y 59 metros de manga y la operación de reflote es compleja. Está embarrancado y atravesado en el canal y los técnicos de la firma Nippon Salvage buscan una solución.
Precios del petróleo, suministros tecnológicos o materias primas para todos los sectores podrían verse afectados en sus precios en las próximas semanas. Responsables de la naviera Maersk aseguraron que “el impacto en la cadena de suministro global dependerá de cuanto tiempo permanezca intransitable el canal, pero se están buscando todas las alternativas posibles”.
El Ever Given, que pesa en torno a 220.000 toneladas, se dirigía a Rotterdam desde el puerto chino de Yantian cuando encalló durante la noche de martes a miércoles en el canal, no lejos de la ciudad de Suez. Tiene un calado de 16 metros y es un buque moderno, botado en el 2018, por lo que mantiene una estructura sólida y en principio no se prevén vías de agua. El fuerte viento y la mala visibilidad fueron las causas del accidente.
Los trabajos para desbloquear el canal continuaron por segundo día consecutivo, aunque fracasaron los intentos de ayer para reflotar el
buque gigante, informó Efe desde El Cairo.
La Autoridad del Canal de Suez indicó en un comunicado que al menos “cuatro excavadoras están en la parte delantera” del buque quitando la arena en el lugar donde la embarcación se ha encallado, mientras que para intentar reflotarlo, se han usado nueve remolcadores
gigantes, pero sin éxito hasta el momento. Está previsto que hoy continúen esos intentos para reflotarlo tras hacer dos intentos a lo largo de la jornada para procurar dejar paso a los más de 150 barcos que se encuentran anclados.
Un total de 48 barcos esperan en Port Said, en el mar Mediterráneo,
mientras que en la zona del mar Rojo hay otros 70 buques; aparte de los 38 que están esperando en el Gran Lago, en el punto intermedio del canal, informó la compañía Leth Agencies. Por el Canal en 2020 transitaron 18.829 naves y por el que pasa en torno al 10 % de las mercancías a nivel mundial, incluida gran parte del petróleo exportado del golfo Pérsico a Europa.
Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM), la empresa gestora de
la mercancía que transporta el “Ever Given”, descartó este jueves que el incidente se debiera a un fallo técnico e indicó que toda la tripulación
está a salvo y no hay daños en la embarcación. BSM confirmó así la versión de la Autoridaddel Canal de Suez, que señaló que el buque, se quedó atravesado debido a los fuertes vientos en medio de una tormenta de arena que dificultaba la visibilidad.