OPCSA cierra 2020 con un crecimiento del 20% y renueva su apuesta por el puerto de Las Palmas

canarias7.es

El año pasado y a pesar de la Covid movió 100.000 teus más. La actitud proactiva de los estibadores ha sido un elemento decisivo

La terminal de trasbordo de OPCSA -propiedad al 100% de la naviera MSC- se ha convertido en el año 2020 en la tabla de salvación del puerto de Las Palmas. Tras la debacle general de la economía isleña tras pararse su principal motor, el turismo, y en consecuencia caer entre un 30% y un 40% el tráfico local de mercancías, MSC ha tirado de las estadísticas portuarias y de numerosos sectores vinculados, como transportistas y portuarios.En el año 2020 OPCSA ha registrado un incremento del 20% de sus tráficos lo que se traduce en el movimiento de 100.000 teus más respecto al año anterior. En total, la terminal cierra el ejercicio acercándose a los 650.000 contenedores y todo apuna a que 2021también será un año de aumentos en La Luz.El consejero delegado de OPCSA, Jan Nowak, apunta a dos circunstancias que han provocado ese aumento de los tráficos de OPCSA en 2020 -tras años de caídas- y el reposicionamiento de La Luz frente a los puertos competidores que hasta ahora le arrebataban contenedores como son Sines (Portugal) o Lomé (Togo).

Nowak señala que MSC es una naviera con una gran capacidad para alterar rutas, mover barcos y fijar operativas en función de cada momento. En esta ocasión, señala, la estrategia diseñada y las rutas y líneas marcadas para sus barcos «pasaban» por el puerto de Las Palmas.Esa casualidad ha coincidido con un momento en el sector de la estiba «muy bueno». El ajuste hecho en la plantilla en os últimos años y finalizado en 2019 ha permitido adecuar unos costes que se consideraban excesivos y poco competitivos respecto a otros puertos de la zona.Además, según explica Nowak, los portuarios han actuado con mucha profesionalidad y eficiencia, lo que ha sido muy bien valorado por los directivos de MSC en Ginebra. En palabras de Nowak, el buen trabajo realizado en 2020 ha sentado un precedente en la sede de la naviera muy beneficioso para La Luz.javascript:falsePUBLICIDAD 

«Los estibadores han tenido una actitud proactiva que ha ayudado mucho. OPCSA ha cumplido con todas las exigencias y todas las garantías de seguridad para lograr un entorno seguro e impedir los contagios por Covid pero ellos se han esforzado y lo han hecho muy bien», indica Nowak. Señala que, además de que la práctica totalidad de la plantilla ha estado operativa y no se ha visto afectada por la Covid, los portuarios de La Luz han sido «proactivos» para sacar el trabajo adelante incluso en situaciones difíciles. «Ha llegado algún barco con tripulantes afectados por Covid. Esto impedía subirse al buque para bajar los contenedores pero los estibadores han buscado la forma y los contenedores se han descargado», señala. «El servicio y el rendimiento que se han dado en los últimos meses han gustado mucho en Ginebra», indica. Por todo ello, Nowak no cree que el repunte del trasbordo en La Luz finalice cuando acabe la Covid. Según estima, «la posición y la marca» que ha logrado el puerto de Las Palmas en estos meses garantiza su crecimiento en 2021. Eso sí, considera que para seguir adelante es necesario introducir cambios en la terminal y también entre los portuarios. Un incoveniente para un mayor crecimiento son los turnos de descanso de los estibadores los los fines de semana, cuando llegan la mayoría de los barcos de MSC a La Luz. «Hay que ir un paso más y no podemos perder casi a la mitad de la pantilla los fines de semana», indica.

En sus palabras, la solución no pasa por contratar más estibadores sino reorganizar el trabajo y los turnos de descanso. «Se puede alcanzar un equilibrio entre los trabajadores, mantener sus salarios y que el trabajo se realice con fluidez», manifiesta. Nowak se muestra optimista con el futuro y confía en que a lo largo de este año y gracias a la vacuna se pueda superar la Covid. «En 2020 el mundo se detuvo, esperamos que a lo largo de este año todo vuelva a girar», manifiesta.