El Guapo vuelve a la jaula: la UFC prepara su retorno para el primer semestre

canarias7.es

El luchador grancanario, más revalorizado que nunca tras su último triunfo en Abu Dabi, ultima trámites para volar a Estados Unidos

Juan Espino, El Guapo, ya ha recibido las instrucciones pertinentes de la UFC, la mayor y más prestigiosa empresa de artes marciales mixtas del mundo, para que se prepare con vistas a su retorno a la jaula. El luchador grancanario, que cuenta con victorias sus dos presencias anteriores en esta pasarela universal, primero en Las Vegas y, posteriormente,el pasado mes de septiembre, en la Isla de Yas de Abu Dabi, tendrá que viajar, casi con total seguridad, a Estados Unidos para la gala que se prevé en el primer semestre del año.

A la espera de conocer la identidad de su adversario y la fecha de su pelea, El Guapo ultima los preparativos burocráticos, relacionados con el visado, al tiempo que combina sus entrenamientos específicos, cada vez más intensos y exigentes, con otras disciplinas, como el surf. «Tiene que haber tiempo para todo», razona Espino, deseoso de volver a sentirse protagonista sintiéndose en una condición física «sensacional».

«Las lesiones están olvidadas y he acumulado una carga de trabajo de enorme nivel en todos los sentidos. Al haber subido en el ránking de la UFC, espero un rival de más calidad si cabe que los que he tenido. Si la dificultad en esta competición siempre es extrema, ahora me aguarda una vuelta de tuerca más si cabe», anticipa.

En este sentido, la motivación con la que emprende el reto va en paralelo a la expectatción que comienza a generar el regreso al ruedo en 2021. El Guapo es consciente de que se espera «todo» de sus prestaciones atendiendo al cartel que se ha granjeado.

«En la UFC no te pasan ni una. Perder significa quedarte ya fuera. Y ganar, un paso más para continuar probando tus límites. Pero ya sabía que esto sería así cuando arranqué mi ciclo y lo que quiero es crecer, tirar para arriba y aprovechar mi momento. Me siento realmente bien, tanto física como mentalmente, he aprendido a conocer mi cuerpo de la mejor manera para sacarle el máximo rendimiento y sí, ahora que lo que quiero es un nuevo desafío», asegura.

No le condiciona estar a la espera de que se determine su oponente porque, aunque lo someterá a estudio pormenorizado, él privilegia sus propias potencialidades. «Si doy lo que llevo dentro, estoy capacitado para ganarle a cualquiera, y lo digo con todo el respeto al resto de competidores. Siempre que me he probado, he respondido y, sinceramente, no tengo ningún miedo o temor. Respeto es una cosa, pero intimidación es otra y, por ese lado, no tengo condicionante alguno», finaliza convencido.