Luis Ibarra «Se dijo siempre que los mercados iban a estar abastecidos y así lo estamos viendo»

laprovincia.es

«Hemos hecho una solicitud de más de 20.000 mascarillas que seguramente llegarán la próxima semana», señala el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas

Los Puertos de Las Palmas desempeñan un papel fundamental en la llegada de mercancías a las Islas. Durante estos días, la actividad en La Luz ha continuado con normalidad, aunque el presidente de la Autoridad Portuaria reconoce que hay un 15% menos de operativas que en los mismos días del año pasado. Ibarra aboga por ayudar a las empresas de carga mixta y quiere que los pliegos de contratos de obras y servicios estén listos cuando se recupere la normalidad para ayudar a reactivar la economía.

¿En qué estado se encuentra la actividad en el Puerto? 

Algunos sectores se han visto implicados en esta crisis, como el de los cruceros, pero el resto trabaja con relativa normalidad. La logística está cumpliendo y abastece a los mercados, desde los estibadores pasando por el transporte rodado y consolidación en almacenes. Se ha visto que ese miedo que tenía la población los primeros días era ilógico, como se dijo siempre: los mercados iban a estar abastecidos y así lo estamos viendo. Que se hable poco del puerto es la mejor señal de que todo está funcionando dentro de la normalidad. Es complicado, porque hay cuestiones que solventar en cada momento, pero estamos trabajando con coordinación.

¿Cómo ha evolucionado el tráfico portuario estas semanas?

Aún no tenemos los datos, pero sí es verdad que tenemos una referencia con respecto a los servicios públicos portuarios, que nos han ido trasladando cuál ha sido el nivel de actividad. La primera aproximación es que hemos tenido un 15% menos de operativas que en los mismos días del año pasado. Este porcentaje es lógico: primero, por los cruceros, que se han parado. Segundo, por la reducción de la conectividad interinsular, que ha disminuido sus salidas. En tercer lugar, hemos tenido días de mala mar que han imposibilitado algunas operativas de suministro en fondeo. Por lo tanto, en esta caída influyen factores de la crisis y factores meteorológicos. Es verdad que hay una incidencia, pero no tan elevada como en otros sectores como el comercio o el turismo. También tenemos bastante claro que tan pronto se pueda solventar esta situación poco a poco la actividad se irá recuperando. Tardará más en unos sectores que en otros, pero somos optimistas sobre cómo está respondiendo el puerto en estas semanas.

¿Qué medidas han activado para asegurar el tráfico? 

Hay que reconocer a ese gran número de trabajadores públicos y de compañías privadas que están al pie del cañón manteniendo un sistema portuario de primera línea, fundamentales en unas islas que se abastecen prácticamente del exterior. Las primeras medidas se pusieron en funcionamiento hace dos semanas con un plan de contingencia con el que reducíamos los servicios presenciales a los mínimos, la Policía Portuaria y el centro de control como gran pulmón que distribuye los buques. Estos sistemas han funcionado bien y el teletrabajo incluso mejor de lo que esperaba. Esta es una de las noticias en positivo, habrá que seguir incrementándolo después de la crisis.

¿Hay implicación de otras administraciones?

Ha existido coordinación entre todos. Estamos hablando con Capitanía Marítima para intentar solventar la problemática administrativa del día a día y también con la Delegación del Gobierno, cuyo papel ha sido fundamental. Nos hemos tenido que coordinar con ellos para la salida de los cruceros hace dos fines de semana, también para determinadas excepciones a barcos que han venido fuera de los plazos estipulados y para los que necesitábamos su visto bueno de ellos y de Sanidad Exterior, cuyo personal, así como el del Punto de Inspección Fronteriza, Aduanas y Guardia Civil, ha sido fundamental. Estoy bastante satisfecho con cómo está funcionando la operativa en estos momentos. Hay que poner en valor muchísimos sectores, empezando por el sanitario, pero el puerto es un eslabón fundamental y creo que está respondiendo.

El Puerto anunció hace una semana medidas de alivio para las empresas. ¿Ya están en marcha?

Algunas asociaciones empresariales nos han planteado cuál es el paquete que vamos a sacar. Nuestra idea es intentar convocar un consejo telemáticamente la semana que viene, aunque también estamos esperando, dado que Puertos del Estado está preparando un real decreto ley con medidas y le hemos trasladado algunas inquietudes. Entendemos que tiene que favorecer no solamente que esas empresas puedan dilatar el pago, sino incluso exonerar a algunas de ellas que se han visto tremendamente perjudicadas ya que la actividad ha caído y las ha golpeado económicamente. Dada la situación financiera de casi todas las autoridades portuarias -y Las Palmas está saneada- entendemos que durante el periodo de alarma habría que potenciar medidas excepcionales. Nos preocupan muchísimo los sectores más castigados.

Puertos del Estado ha anunciado la compra de mascarillas para las autoridades portuarias. ¿Cuántas vendrán a Las Palmas?

Hemos hecho una solicitud de algo más de 20.000 en función de las necesidades que nos han manifestado las empresas. Prevemos que esta necesidad que hemos tenido en las últimas semanas comience a ser inferior, porque van a aparecer mascarillas del mercado. En cualquier caso, estamos en coordinación con Puertos del Estado, que ha centralizado el pedido, y van a llegar seguramente al principio de la próxima semana.

¿Cómo se encuentra el resto de sectores, más allá de la logística?

Las reparaciones tendrán un poco de incidencia a corto plazo, pero a medio y largo no debe tenerla. Al contrario: el precio del barril de petróleo hará que muchas embarcaciones vuelvan, dado que con ese precio no es rentable la perforación, y requerirán mantenimiento. En el suministro de combustible no estamos viendo ningún tipo de caída relevante. Donde sí la hay es en el sector de transporte. A las empresas de carga mixta, de pasaje y de mercancía, como Fred. Olsen y Armas, se les ha caído a cero el 50% del negocio, el del transporte de personas, y en la carga va a haber una disminución del 20 o el 25%, porque se va a centrar sobre todo en productos perecederos. Los materiales del sector de la construcción que se importaban también han desaparecido. Sobre todo nos preocupa la situación de las empresas de carga mixta, las más expuestas a nivel portuario.

¿Vendrán más cruceros?

Ese es un tema que también hemos hablado con Puertos del Estado. España ha apostado siempre por el sector de cruceros y el objetivo es que en aquellos puertos que tengamos disponibilidad de línea de atraque la ofrezcamos. Nuestro objetivo es que no estén en fondeo, sino amarrados, porque son barcos que no están previstos para fondeos largos, puede haber problemas. Nos gustaría que tanto para el sector de cruceros como el de línea regular, aquellos barcos que hayan tenido que cesar la actividad al 100% puedan estar amarrados a un precio igual que si estuvieran fondeados. Así damos garantías a estos grandes cruceros, que siempre presumimos de ellos y ahora es el momento de apoyar en lo posible un sector que ha caído el 100% de actividad en escasas semanas.

Varias obras continúan en ejecución. ¿Qué ocurrirá con ellas?

Durante los próximos días veremos la paralización de algunas. No solo para que las compañías cumplan con las normativas de seguridad para sus propios empleados, sino porque también se ven afectadas por el suministro de material, tanto en la cantera para el apoyo de los cajones como en el suministro de hormigón, acero y demás, que también se ve interrumpido. La ampliación del Reina Sofía es una obra compleja, que necesita un ritmo de ejecución importante de empresas que están subcontratadas. Seguramente en los próximos días procederemos a su suspensión temporal. Hay pequeñas obras que han solicitado parar, pero también tenemos otras como la de Lanzarote que sigue desarrollándose con normalidad. Todo depende de cada empresa y de la realidad en cada momento.

¿Qué ocurrirá con los proyectos a punto de licitarse, o que ya estaban en licitación?

Nuestro objetivo es intentar poner en valor todos los que teníamos con los pliegos aprobados, porque aunque se haya dilatado la fase administrativa para presentar ofertas creo que a todos nos interesa que tan pronto como se recupere la normalidad salgan a licitación, para que los ERTE que se están implementando puedan anularse y volver a la actividad.

https://www.laprovincia.es/noticias-suscriptor/las-palmas/2020/03/26/dijo-mercados-iban-abastecidos-viendo/1268400.html