Madrid se vuelca con la luz

En su negociación con MSC para tratar de recuperar el tráfico perdido de contenedores; además, dará el informe vinculante favorable al proyecto de dique seco de Astican y que permitirá reparar cruceros

El presidente de Puertos del Estado, Salvador de la Encina, respaldará sin condiciones a Ibarra

El presidente de Puertos del Estado, Salvador de la Encina, se comprometió ayer, en su primera visita al puerto de Las Palmas, a hacer todo lo posible para lograr que La Luz se mantenga como uno de los puertos de la Champion del sistema portuario español. «Desde Puertos del Estado vamos a potenciar el crecimiento de La Luz», afirmó ayer de la Encina, quien apuntó al actual presidente, Luis Ibarra, como «garantía de tranquilidad» en la marcha del puerto por su «experiencia y equidad» a la hora de valorar los proyectos.

Dos son los asuntos a los que De la Encina dará un impulso desde Madrid de forma inmediata. De un lado, anunció que Puertos del Estado no escatimará esfuerzos en apoyar a Ibarra para lograr que La Luz recupere el tráfico de contenedores perdido en los últimos meses por el desvío por parte de MSC de sus barcos a otros puertos.

Ibarra viajará el próximo 29 de enero a Ginebra para entrevistarse con el presidente de MSC para tratar de recuperar los tráficos desviados. «Ibarra tiene nuestro apoyo en el sentido amplio de la palabra», indicó De la Encina reconoció tener relaciones con MSC a raíz de la ampliación de la terminal que tiene esta naviera en Valencia con lo que ejercerá de mediador. La bajada de tasas incluida en el Plan de Empresa y que será una realidad tras la aprobación de los Presupuestos fue destacada por La Encina. «Es muy importante recuperar el millón de teus en el puerto de Las Palmas», dijo.

RESPALDO A ASTICAN. De otro lado, De la Encina se comprometió a emitir un informe vinculante favorable al proyecto de Astican de instalación de un dique seco anexo a su muelle este y en el que podrá hacer reparaciones en seco en buques de alto tonelaje -de hasta 95.000 toneladas de peso muerto y 320 metros de largo-.

Este dique seco, en el que Astican invertirá 35 millones de euros, abrirá un nuevo nicho de mercado en Las Palmas ya que permitirá a estos astilleros reparar cruceros, una industria creciente en el archipiélago y que tiene que ir a otros astilleros a reparación por falta de capacidad en Las Palmas (no existen servicios de varada para barcos de más de 36.000 toneladas). Lo mismo sucede con los nuevos barcos que están poniendo a flote las navieras Armas y Fred Olsen.