El comercio internacional multiplicará por cuatro el transporte de mercancías en 2050

El Vigía 13/02/2015

EV-Transporte-13-02-2015

Las rutas del transporte aumentarán hasta un 12% su distancia media en los próximos 35 años.

El volumen de transporte internacional de mercancías crecerá más de cuatro veces hasta el año 2050. Son datos del informe elaborado por International Transport Forum, que advierte de que este crecimiento del comercio global supondrá, en este mismo horizonte, un crecimiento del 290% en las emisiones contaminantes. Ante estas perspectivas, el estudio observa un cambio de tendencia, ya que, en los próximos 35 años, el movimiento de mercancías reemplazará al tráfico de pasajeros como principal fuente de emisiones de CO2 en el transporte.

“El previsible aumento de mercancías a escala global representa un desafío sin precedentes para el sistema de transporte internacional”, explicó el secretario general del International Transport Forum, José Viegas, en la presentación de este documento, que alertó además de que la no consecución de esta capacidad extra en el transporte “puede actuar como un freno para el crecimiento económico”, aseguró. Entre estos cambios, destaca el incremento de la distancia media de transporte que se producirá en este periodo y que repercutirá en todos los modos, que deberán realizar rutas con un 12% más de kilometraje. El transporte marítimo continuará, previsiblemente, como el modo más utilizado, con un 85% del volumen de la carga internacional; seguido, a mucha distancia, por el transporte por carretera, que aumentará su cuota del 6 al 10% en 2050, al beneficiarse del deficiente desarrollo de la infraestructura ferroviaria en muchos mercados emergentes. Pese a ello, el tráfico de mercancías por avión es el servicio que más incrementará su actividad en este periodo, elevando cerca de un 500% su aportación al mercado global del transporte. En la valoración medioambiental, sin embargo, la carretera se sitúa como el modo más contaminante y supondrá en 2050 hasta el 56% del total de emisiones de CO2 provocadas por el transporte, seis puntos más de lo que representa en la actualidad.

Más tráfico en Asia y África

En este nuevo escenario que plantea el documento, la ruta del Norte del Pacífico superará al del Atlántico como el principal corredor comercial en términos de volumen de carga, con un ritmo de crecimiento de 100 puntos porcentuales mayor que el Atlántico. De la misma manera, las previsiones apuntan al corredor del Océano Índico como otra de los ejes con mayor desarrollo, cuadruplicando el volumen de carga. El análisis por regiones concentra el mayor dinamismo del transporte en los volúmenes de mercancías que se distribuirán en Asia, con un 403% más de volúmenes de carga, así como el flujo en el continente africano, que se disparará hasta un 715% en 2050, en relación a los datos de 2010.

La política portuaria será clave para adaptarse al crecimiento del comercio

El incremento del comercio internacional establecerá “retos sin precedentes al sistema del transporte, particularmente en torno a los puertos”. El análisis de International Transport Forum sitúa en los enclaves marítimos uno de los focos donde pueden concentrarse la mayor complejidad para captar este incremento de actividad, ya que prevé que los volúmenes portuarios se incrementarán casi por cuatro en 2050, con un crecimiento proporcional de emisiones contaminantes. Un dato preocupante si atendemos a las cifras actuales, ya que las emisiones vinculadas a la actividad marítima y portuaria procedentes de los enclaves son responsables de 60.000 muertes anuales, según los datos aportados por el estudio. Ante este riesgo, el documento insta a realizar una mayor inversión en el transporte de mercancías por carretera que se desarrolla en los puertos y optimizar la gestión del tráfico, como fórmulas para reducir la emisión contaminante.

Las recomendaciones del informe apuntan también a la adaptación de los enclaves para el acceso de los megabuques, por lo que considera necesario que los puertos adecúen su infraestructura al proceso de gigantismo de los barcos, así como la mejora de las conexiones del enclave con su hinterland. Una propuesta similar que señala el estudio es la conveniencia de que las políticas de transportes desarrollen los denominados “eslabones perdidos”, por medio de un mayor número de “conexiones alternativas y multimodales para aumentar la eficiencia”. El documento insta, además, a optimizar la gestión de la capacidad en el transporte de mercancías, ya que considera que muchas instalaciones de transporte están actualmente infrautilizadas. Así, también considera apropiado desarrollar fórmulas para aumentar la utilización de los vehículos, reduciendo los plazos de inactividad y la circulación de camiones sin carga.

Un aspecto destacado por el documento es que las políticas internacionales contribuyen mejor a la eficiencia medioambiental del sector del transporte. Así, la cuota del tráfico doméstico en los flujos internacionales de mercancías representa sólo el 10% de la cuota global del tráfico de carga, pero supone hasta el 30% de las emisiones de CO2.

Leave A Comment